¿Qué hago si me encuentro un gatito lactante?

Share

 

Pronto tendremos en la calle nuevas camadas de gatitos y no todas correrán la misma suerte. Es probable que alguno de vosotros encontréis algún gatito huérfano y no sepáis que hacer con él, como cuidarlo.


Desde Felinos Bilbao queremos daros algunas pautas que os ayudarán a sacarlos adelante hasta el destete. No es un trabajo sencillo, necesitarán cuidados constantes y será mucha la energía que tendrás que invertir, pero también será enorme la recompensa.

Esperar y ver


Debemos asegurarnos de que el gatito está solo. El mejor alimento para los gatitos es la leche de su madre; ella es su mejor opción para su supervivencia. Por ese motivo debemos esperar y ver si regresa junto a ellos y tener claro que no lo hará si nos ve muy cerca de ellos.

 


Los gatitos sanos pueden sobrevivir varias horas sin su madre, siempre que estén calientes. Por lo que siempre que los veamos protegidos y fuera de peligro la mejor decisión es esperar. SOLO debemos cogerlos si están en peligro o su madre no regresa en dos o tres horas.

 

Proporcionar un nido y calor


Si la madre no regresa y decides ayudar al gatito, el primer paso será prepararle un nido y proporcionarle calor. Los gatitos no pueden regular su temperatura por lo que tenemos que ser nosotros los encargados de hacerlo.


Un disco de calor, una bolsa de agua o una botella con agua caliente pueden servirte para proporcionarles calor. Sea cual sea el sistema que escojas envuélvelo en una manta y colócalo en su nido - una caja de cartón puede servirte durante las primeras semanas-. Asegúrate que la bolsa no ocupe todo el nido de forma que se pueda mover a una zona mas “fría” si tiene mucho calor.

 

 

Coloca el nido en una zona tranquila y cúbrelo parcialmente con otra manta. Cuando el gatito esté caliente y solo entonces, podrás alimentarlo. Si cuando lo recoges está muy frío, envuélvelo en una mantita polar y colócatelos junto al pecho como si fuera un bebé hasta que entre en calor

 

Alimentar a biberón


Los gatitos hasta las 4 semanas de edad no pueden ingerir sólidos y deben alimentarse a biberón. Es importante saber que la leche de vaca NO es apropiada para ellos y que puede resultar peligrosa. 


Lo mejor para ellos son las fórmulas comerciales que podrás encontrar en el veterinario y que incluyen habitualmente biberón y tetinas en el kit. Los kits incluyen además las indicaciones necesarias para preparar la leche y administrársela al gatito, así como las cantidades aconsejadas. 

 

 

Como podrás leer en las indicaciones la leche debe administrarse templada y con el gatito en posición horizontal. Es muy importante que no aspire aire durante la toma y muy peligroso que la leche vaya a sus pulmones; podría morir por aspiración. Al principio puede resultar complicado que el gatito pille la tetina o tome dos mililitros de leche seguidas, pero ¡no te rindas! con paciencia lo conseguirás. 

 


Tras la toma, coloca al gatito en posición vertical en el hombro y dale palmaditas o masajes para que eructe. Después recuerda lavar el biberón y la tetina para la siguiente toma; las medidas de higiene son muy importantes cuando son tan pequeños.


Los gatitos hasta dos semanas deben ser alimentados cada 2-3 horas. A partir de las dos semanas puede alargarse el tiempo entre toma y toma hasta 4-6h. Con cuatro semanas y hasta ser destetados deberán ser alimentados cada 6-8h.Para controlar el peso, un gatito debe ser pesado al menos una vez al día. No ganar peso o perderlo en dos pesajes consecutivos requiere una visita al veterinario.


A partir de las 5 semanas, el gatito puede estar listo para tomar la leche de un platito plano. Una vez lo haga de forma orgánica podremos empezar a mezclarse la leche con pienso para bebes en forma de papilla.


Estimulación


Los gatitos deben ser estimulados para provocar la eliminación. Sus madres les lamen la zona del abdomen y los genitales para estimular los intestinos y la vejiga.


Para imitar su comportamiento, tendrás que hacer lo mismo con una toallita suave ligeramente humedecida en agua templada. Lo ideal es hacerlo antes de cada toma y después, antes de dejarlos en su nido de nuevo. Los gatitos deberían haces pis tras cada estimulación y cacas al menos una vez al día.
A partir de las 3 semanas, aproximadamente, ya deberían poder hacerlo solos.

 

Amor y sociabilización

 

Los gatitos necesitan sentir una cercanía física durante las primeras semanas y crear vínculos con quien les cuida. Aprovecha a acariciarle cuando esté tranquilo junto a ti, pero procura no utilizar las manos para jugar o se convertirán en un elemento cazable para el. Utiliza, cañas, cordoncitos, ratoncitos…
A partir de las 3-4 semanas de edad será importante además que el gatito interaccione con otras personas, aparte de ti, y que empiece a descubrir rutinas como el cepillado y nuevos estímulos: ruidos, olores, ambientes… La socialización temprana ayudará a fomentar la confianza y prevenir futuros problemas de comportamiento.


En circunstanciar normales nunca deben de ser separados de su madre antes de los dos meses y medio, pero que es a través de su madre y hermanos como aprende las reglas básicas de convivencia; a controlar la mordida, por ejemplo. La mayoría de amigos que nos cuentan que sus anteriores gatos mordían, arañaban etc... los adoptaron o recogieron solos y muy bebes.

 

Visitar al veterinario


Los bebes necesitan visitas periódicas al veterinario y es muy importante organizar con ellos las primeras desparasitaciones (ya que suelen llegar plagados de parásitos) y las primeras vacunaciones.


Además como, ya os hemos dicho anteriormente mientras son pequeños es necesario asegurarnos de que crecen al ritmo adecuado; de ahí que pasarlos cada día sea necesario para llevar un control.

 


Un gatito no puede sobrevivir sin atenciones continuadas y por tanto, es imposible que sobreviva en la perrera. Llevar a un gatito lactante a la perrera supone condenarlo. Durante la primavera y el verano el volumen de bebés que entran a la perrera es tal que resulta imposible encontrar casas de acogida para atenderlos a todos.


Si decides recoger un gatito, se consecuente y ayúdalo a sobrevivir. No lo abandones en la perrera; tú eres su mejor oportunidad y probablemente la única. Felinos Bilbao podrá ayudarte llegado el momento con su difusión.
 

Share